TitleFiveLargeSizeREVISED

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres”. (Lucas 4:18)

JESÚS PREDICÓ LAS BUENAS NUEVAS

Jesús predicó la ley como una advertencia contra el pecado y como guía para nuestra vida cristiana. Sobre todo, fue un predicador de las buenas nuevas. La noche que nació, el ángel dijo: “No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor” (Lucas 2:10,11).

Las buenas nuevas son que Jesús: vivió, murió, y resucitó de entre los muertos, por todos. Guardó la ley perfectamente por nosotros. Con su muerte en la cruz sufrió por todos los pecados de toda la gente. Dios declaró perdonados todos nuestros pecados. La palabra de Dios nos dice: “fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos” (Romanos 1:4).

El Espíritu Santo guió a Jesús en toda la obra que él hizo por nosotros. El Espíritu Santo ahora nos guía a creer y confiar en lo que Cristo ha hecho por nosotros, como nuestro Salvador.

Durante su vida en la tierra, Jesús mismo predicó las buenas nuevas. También capacitó a hombres para que siguieran predicando las buenas nuevas por todo el mundo. Jesús todavía predica las buenas nuevas por medio de: pastores, maestros, y por medio de cada uno de nosotros como creyentes. Estas buenas nuevas son para los pobres, pero no sólo para aquellos que no tienen dinero, sino también para los pobres de espíritu. Son para aquellos que no tienen nada que dar a Dios para pagar por el perdón de sus pecados. Todos somos espiritualmente pobres. Pero encontramos que Jesús pagó la deuda de nuestros pecados, lo hizo cuando derramó su santa y preciosa sangre en la cruz. Viviremos porque Jesús murió por nosotros. Ésas son las buenas nuevas para los pobres.

Oración:

Jesús, te hiciste pobre para que nosotros pudiéramos ser ricos. Estamos felices por las buenas nuevas de que ahora somos ricos por medio de ti. Amén.

Comentarios

Comentarios