1 Juan 3:1 NVI

“Miren cuánto nos ama el Padre, que nos ha concedido ser llamados hijos de Dios”