–Lucas 1:38

“Aquí tienes a la sierva del Señor —contestó María—. Que él haga conmigo como me has dicho.”