– Juan 6:44

Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me envió.